sábado, 2 de julio de 2011

"ITUTO"







"ITUTO"
“Icu Lobby Ochá” significa la muerte parió al santo porque ICU es mayor que la OCHÁ y todo lo
que nace debe morir. Al fallecer un Iwóro se tienen que romper esos lazos que lo unen a este
plano terrenal, y que le impiden evolucionar como ente espiritual.
ITUTO es la ceremonia fúnebre que se practica a los addosos (consagrados) en el lapso
comprendido entre el fallecimiento y el entierro del cadáver, quiere decir desprendimiento, refrescar
y elevar. Mientras se hace el ritual tiene que haber al lado de los paños en el suelo una copa con
agua, una vela encendida y un búcaro con flores blancas.
Menesteres imprescindibles para el ituto
Una jícara (Contraparte de la cabeza que se fue), 2 paños blanco y uno negro, 1 pollo negro, El
moño del difunto, el peine del Iwóro, 9 hojas de álamo, jabón de tierra y de coco, carbón vegetal,
los 4 colores de la pintura del ozun, maribó, quimbombó seco, estropajo de soga, coco seco, velas,
pescado, jutia ahumada y maíz tostado (Ecu, ella, aguaddo), cascarilla, agua bendita, espanta
muerto, prodigiosa, el bastón de muerto, hojas de álamo, el iruke de Oya (cola) tinaja del río.
NOTA IMPORTANTE: El “Aleyo” en la "Regla de Ocha Yoruba", es toda la persona que ha
recibido sus "Elekes" Collares y los Guerreros o simplemente un ELEGGUA advertido así, queda la
persona en libertad de informar sus familiares de su nueva vocación religiosa y que en caso de
muerte deben llamar a su padrino el mismo día para que este contacte el Oriathe para hacer
ITUTO a lo que recibió. Cuando la persona tiene otra consagración, primero actuarán los paleros
después los Iwóros y por último los babalawos.
El Oriathe prepara primero la hierva (Ewe) del ituto para la ceremonia de borrar el “ozun” de la
persona y para que al final todas las personas se despojen con el omiero.
Cuando el Santero muere, el cuerpo muere pero recuerde que el espíritu no, ni el Santo que le
hicieron en la Tierra, por eso se celebra la ceremonia del "Ituto" (apaciguamiento o "sacar los pies
del cabildo"), para despedir al Santo dando así camino a sus orishas, (muchas veces los Orishas
desean irse con su hijo, o el hijo quiere llevárselos a la tumba) lo que no dispensa su "Oro ilé
Olofi" misa católica (gregoriana) de eterno descanso al difunto a los 9 días.
Entre los presentes en el Itutu debe haber una hija de Oyá, que se posesiona de la deidad,
limpia con su "Iruké" y preside la ceremonia fúnebre, se hace Oro desde Elegguá hasta el Ángel de
la Guarda y se terminará cantándole a Eggún y cerrando con la UMBA.
Los Orishas reciben la confirmación de que su hijo está muerto "Ocuo" y cuando el que se
queda es el Ángel de la Guarda del Iwóro, es que la persona que falleció no estaba "cumplida" y se
fue, pero todavía él no debía haberse muerto.
Atención: Se colocan todos los Santos y sus atributos dentro de jícaras en el suelo por su orden
tal cual un Itá, antes del Oriathe iniciar la ceremonia, para conocer y cumplir la voluntad de los
Orishas. Los orishas Orichaoko es mayor que Olokun, ibellis y Ideu (se Oshún se vá Ideu también).
Las "otán" se arrojan al río, se echa en la fosa o se pone dentro del féretro.
El que hereda una piedra de Santo (es para su bienestar, salud y desenvolvimiento), en que se
materializa el orisha, celebrará más adelante otro rito para quitar de las Otán las "manos del
muerto o lágrimas", se supone que los Orishas se quedan con el fin de cuidarnos y de ayudarnos
en nuestras vidas. Las deidades dejadas por el difunto deben ser entregadas al que las ha
heredado lo mas pronto posible, se está presente en el Ituto es su responsabilidad cuidarlo. Se hay
joyas depositadas adentro, les quedarán a sus familiares de sangre, pero lo demás que es
emblemático del orisha es del heredero del santo. Hay que sacer la carga del difunto o sea quitar
las lágrimas con omiero y su animal de plumas.
El santo adjudicado, al morir su segundo dueño no se tirará al suelo nuevamente, sólo se dará
Obi, Omi Yuto (coco y agua), su Diloggún se pondrá en un paño blanco y acompañará al difunto.
El Obba coge el dilogun y le da cuenta de la muerte de su hijo y si está conforme, esto se hace sin
moyugbar a nadie...
Igbo Akua Kua Yegbo.


El Santo se queda cuando al consultar el caracol sale "Oché" (5) con alguien de la familia del
difunto (sin tomar en cuenta si el familiar tiene o no vocación para la religión) o cuando sale
"Obbara" (6) con familia de Santo. Con todas las otras letras, el santo tiene que irse. Los herederos
del Santo reciben también los menesteres del respectivo orisha.
Después se le pregunta en igual forma: To Lobe Loni (usted se va con su hijo) si dice que sí se
rompe la sopera, platos y el collar en el caño, las otá se llevan al río. Los dilogunes en una bolsita
con ekú, eyá, epó, oú, efún, que se va con el difunto.
En la igba se echarán las hojas que significan el lavatorio, se echa el palo de la consagración que
significa el Fifi Erí, jabón y estropajo que significa el baño de Osha, el almagre y los polvos de
pinturas que representan el osun de su lerí. El orí, epó, efún, ekú, eyá, que representan el ashé de
la lerí, las cuentas de varios colores que representa a los Oshas que le dieron. Hecho lo anterior
moyugbando se mata el jio jio destruyendo la cabeza contra el suelo y se mete dentro de la jícara.
Este pollito se llama Adié Itana, el que abre el camino. Se le da para que el portero de Oro Arere
de Olofin haga llegar este espíritu ante Olofin.
Después cada uno de los presentes menos la familia de Osha despedazan pajas de maíz y las
echan dentro de la igba para cubrirlo todo muy bien, todo se mete en un cartucho y se pone bajo el
féretro en la parte de la lerí. Esto es lo primero que debe salir al partir del entierro y se rompe la
tinaja.
Si el fallecido es del signo Ofun se le hace el Itutu con Ekó.
Los Oshas Ibeyis se retiran con obí. Inle con el caracol de Yemayá.
Hay deidades como Oduduwa, Yewá, Bromú, Brosia, Olokun, Asojuano, Orisha Okó, Iroko, Inle,
Nana Buruku, Abañí, etc. que son hereditarios, quedándose con familiares de sangre que corre
por las venas, primero y, después de Ocha. Los Meyi se retiran con "obi" cocos y no son
hereditarios porque ellos tienen una misión especial con cada persona en esta vida.
Si Osha queda, se coge y se pasa por la ikoko del omiero y se enjuaga, después se pasa por agua
fresca, después por omiero, por agua y lo deja así hasta que lo vaya a refrescar.
Los Ochás que desean en el Ituto acompañar a su Omó, van a los pies del difunto y los 18
Dilogunes enteros en su bolsa y se le añade pedacitos de Obi, ecu, ella, aguaddo estés se colocan
en el lado izquierdo en el corazón.
Aclaratoria: Oke representa las lomas, al momento del nacimiento del Iyawó su función es hacer el
machuquillo. En el Ituto NO puede usarse OKE para romper addanes.
El Iwóro al morir debe ponerse en el suelo y luego en su urna, el ozun de los guerreros debe
ponerse en el suelo acostado (el de extensión NO) y debe estar presente un Babalawo, porque es
importante respetar el ICOFA o el Awofaca de Orunmila.
Aproximadamente una hora antes del entierro, los Iwóros se reúnen en torno al féretro para
cantarles a los 16 Orishas y al muerto. Por último, se le canta a Oyá, la dueña del cementerio y
luego al ángel del Iwóro muerto.
Asimismo se debe realizar misa a los 9 días, después de la cual se reúnen de nuevo los Iwóros
para ofrecerle coco a su espíritu, a los 3 meses y al año la ceremonia "Oro ti Oddun"
Recuerden que NO hay que contaminar los Ríos, así que NO se deben romper las soperas de
los Orishas, en su lugar se rompen jícaras o platos blancos (para ilé niwe (la manigua), ni sus
atributos (addanes) o corona, estas van hacia el Ibbu osa (río).
Algún día puede haber un Museo etnográfico en Venezuela con espacio para documentar la
religión afrocubana "Regla de Ocha" y deben ser donadas las mismas, son patrimonio histórico.
Todas las personas que estén presentes procederán a partir los collares en una jícara, pero no
romperán el ileke perteneciente al Ángel de su Guarda.
NOTA: los hijos de Oshún no romperán el collar de Shangó y viceversa, los Oyá no romperán los
collares de Yemaya ni de Shango y viceversa)
Empezarán a limpiarse con El quimbombó, el maribó y el estropajo de soga se presentan en la
frente y rompen en la nuca y se hecha en las jícaras que van acompañar al difunto. Al hacer esto
rompen cualquier vínculo que existió en la vida.
Con el pollo se procederá a hacer sarayeye icu maña sarayeye (limpieza).



Usted debe saber que los Orishas :Olokun, Orichaoko, INLE-Abbata se adjudican mediante el
Diloggún de Yemaya. Los Ibelles los despiden se Shangó se va.
La Igba (jícara) del ebbo donde irá el osa-die (pollo) se pondrá en el piso junto a la tinaja del río
con agua y una vela en la cabecera del féretro. La tinaja del río se parte cuando parte el feretro, es
papel de la Oyugbona, de un Yemaya o Oshun. El envoltorio (constancia física de la despedida)
que contiene todo el proceso del ituto, es el primero a sacar hacia el cementerio.
La carnera al muerto es una obra que más beneficios le puede dar o traer a la persona que lo
está haciendo.Esta obra lo manda a hacer Eleggua, cuando en un registro con Icu o Fitiguo este
orduns: (10-9) (10-6) (10-10).
Con la muerte uno perdona y olvida todo. Si en vida no se cumple con las cosas de Ocha, hay
que hacerlo en la muerte porque recuerden que algún día nos tocará, que nadie es eterno en esta
Tierra.
El “IRUKE” de Obatala o la “AFIZA” Oya (con su carga), se usa para quitar un fenómeno y limpiar,
se coloca encima del ataúd, para que el sacerdote que llegue limpie el cadáver, según el ángel de
la guarda que tiene coronado de la cabeza hacia los pies.
El Tambor que se hace en la funeraria tiene de ser de fundamento y está reservado solo se el
difunto está presentado al “Aña”, Los “omolaña” estan de pié tocando al féretro en señal de respeto
y el mismo dura aproximadamente una hora y media, caso contrario el Oriathé simplesmente canta
“Orun a Eggun” y los sacerdotes por liturgia hacen una ronda alrededor del féretro.
Cada quién debe conocer cuáles son los deberes y las obligaciones para poder reclamar los
derechos.
Al finalizar los nueve dias, se va a la misa en la Iglesia y depués en la casa se coloca una atención
a Eggun y se hace “Oro” dando Obi se sirve la mesa del desayuno, al terminar se voltean los platos
y se golpea la mesa y se va haciendo otro “oro” luego los santeros se levantan.
El “Iwóro” tiene derecho a las honras a partir de los tres meses, cuando está presentado al “Aña”,
es “lawa” o sea tiene 10 años de corona y debe haber iniciado a un ahijado (a).
LUTO: Si el Iwóro que murió era su padrino, el luto son tres meses; si era la Oyugbona, un
mes; si era un ahijado 9 días y si era un hermano en el santo son 9 días. No se puede hacer
nada de Osha (Ogbe bara) y se debe vestir de blanco.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Casa de Santo Obacari Copyright © 2011 Designed by __Th3_M4st3R__ In collaboration with xXx